Free songs

Las primeras salidas nocturnas. Ese momento que me acechaba desde madres experimentadas en forma de comentarios misteriosos: “pues ya verás cuando empiece a salir…”, “esto no es nada para cuando salga de noche…” restándole importancia a mis preocupaciones. Nimiedades, decían por lo bajini y después callaban. Sin más pistas, me dejaban con el miedo en


Sé que leerás esto cuando vuelvas. Mi regalo avanzado para tu cumpleaños. Trece, esta misma semana. Ahora estás de campamento y por teléfono suenas igual de cercana. Aunque me hablas de anécdotas del viaje, sigues transmitiéndome: “SÓLO QUIERO QUE ME TENGAS EN CUENTA”.


SUBIR